30 ene. 2014

"HAGAMOS VISIBLE LO INVISIBLE" EN ARTS COMING

en Arts coming  Próximamente subiremos nuestro .gif. 

Trabajar el lema desde la apropiación crítica desde el campo de las artes visuales se convierte en una maraña de situaciones, contextos y pretextos que surgen a raíz de una primera propuesta. Un comisariado de GIF’s donde el hilo conductor sea el texto, la palabra, pero no la palabra como tal, sino el eslogan. Una frase, e incluso un solo término que define una ideología, una postura o una intención, que es el alma de una campaña, la esencia de una serie de valores añadidos (reales o no) de un grupo de poder. Efectivamente, con esto me estoy refiriendo a la publicidad, pero también a las estrategias lanzadas por el Estado, que se sirve de este tipo de herramientas y mecanismos para construir su realidad paralela, plagada de falsos deseos y esperanzas, cada día menos creíbles por la sociedad de nuestros días.


Desde el eslogan publicitario, o desde la consigna propagandística, nos lanzan diariamente frases o vocablos que asumimos, digerimos y sin darnos cuenta procesamos en nuestras mentes hasta hacerlos nuestros. Incluso nos servimos de ellos y los incorporamos a nuestro lenguaje coloquial y a nuestro día a día. “Just do it!”, “gente sin complejos”, “always”, “el placer por el placer”… Detrás de estas “inocentes” leyendas hay todo un estudio de marketing que nos dicta lo que deseamos escuchar (o leer), aspectos con los que necesitamos sentirnos identificados para dar una imagen concreta, pertenecer a un determinado esquema (o grupo social) y sentirnos como en casa. Desde la política encontramos lemas que nos invitan a la libertad, a la superación, a la igualdad e incluso al cambio. Disfraces y trajes de gala que encubren una necesidad de éxito -tanto de ventas en el caso de los productos de mercado ofertados por la publicidad, como de votos en el caso de la clase política-.

Esto hace que desde diferentes perspectivas muchos creadores pongan su mirada en estos medios, vendedores de falacias, trampas del sistema que nos regalan anhelos imposibles. Estos mecanismos se convierten en objeto de apropiación generando “contracampañas”, nuevas campañas, nuevos lemas y nuevos imaginarios vinculados a una realidad “paralela”, un discurso crítico a una marca concreta o a una situación específica.

En este sentido, desde estas premisas y partiendo del lema como pretexto, con una mirada ácida, se insieren las propuestas de los cuatro artistas/colectivos que forman parte de este proyecto: Left Hand RotationDosJotasNoaz yDaños Colaterales. Todos ellos trabajan en una línea activista, vinculada a una fuerte preocupación por lo social y por las problemáticas que nos acontecen en nuestro día a día.

Estas consignas inundan nuestras calles pero también encontramos multitud de respuestas a ellas. El 15M se convirtió en escenario repleto de mensajes y lemas desde la ciudadanía, muchos de ellos se siguen utilizando ligados a protestas y movimientos ciudadanos. Estrategias vinculadas a la resistencia desde las calles donde también se asoman algunas propuestas artísticas; aunque este sentido estético no es buscado, no ha dejado de ser objeto de estudio y reflexión. Nuevos mensajes desde el pueblo que reclaman y hacen visibles necesidades concretas: hacen visible lo invisible, o más bien, lo que “ellos” (mercado y Estado) quieren que permanezca en la sombra, escondido e imperceptible. En este orden de las cosas, encontramos cómo, en ocasiones, ciertas palabras o conceptos son (o intentan ser) desactivados para ser convertidos en “marca” o “símbolo” a su servicio.

¿Qué sucede cuando las palabras pierden su valor, su significado o su fuerza? ¿Cuándo un término tan rotundo como “revolución” se transforma en caricatura de una sociedad o en marca? ¿Es esta palabra ya un emblema? ¿De quién? ¿Cómo la concebimos? ¿Se convierte en lenguaje del poder o sigue siendo una herramienta al servicio del pueblo?

Esta palabra es tomada por Left Hand Rotation donde vemos como, desde la apropiación de diversas marcas comerciales, emerge una y otra vez la palabra “revolución”, ligada y vinculada a productos comerciales desvinculados del propio término. ¿Qué sucede cuando vaciamos de sentido las palabras o conceptos a través de la repetición?

DosJotas hace una crítica al típico eslogan o cartel que nos invita a callar y obedecer, a consumir o a asumir determinadas situaciones. Él nos plantea justo lo contrario: piensa, opina y obedece, pero primero reflexiona. Podría tratarse de una campaña real pero “curiosamente” son términos que no solemos encontrar en este tipo de iniciativas (las de las corporaciones o las institucionales).

¿Y cuantas veces escuchamos falsas promesas a cambio de un voto? La visión amable con el típico discurso vacío repleto de compromisos y esperanza. En esta línea se insiere la propuesta de Noaz, que nos muestra la “evolución” del personaje político, desde su apariencia inofensiva que nos reclama el voto con sus ilusiones ficticias hasta la realidad, y la cara que nos muestra una vez ha conseguido sus metas y se despoja de su antifaz para enseñar su “verdadero” rostro.

Y, efectivamente, “todo quedó atado y bien atado”. En este sentido Daños Colaterales plantean una propuesta donde nos muestran a Emilio Hellín Moro, un torturador franquista que salió indemne de todos sus crímenes y treinta años después, se descubre que, bajo un nuevo nombre, el de Luis Enrique Hellín, está trabajando como asesor del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil. Una clara evidencia que requiere una revisión de nuestro pasado más reciente.

Cuatro propuestas en una línea crítica, que denuncian y dan visibilidad a evidencias desde el campo de las artes visuales; obras en ocasiones incómodas pero muy necesarias.

Ana G. Alarcón

No hay comentarios :